Con líneas de crédito comerciales de hasta $100,000 y APRs desde 13.99%, este tipo de acceso a capital es perfecto para compañías con al menos 9 meses de funcionamiento y un mínimo ingreso bruto anual de $75,000. Una línea de crédito para negocio funciona de la misma manera de una línea de crédito personal o tarjeta de crédito.

Al usar una línea de crédito para negocio, su empresa obtiene acceso a un monto específico (cualquier cantidad dentro de su línea de crédito). Usted puede transferir fondos directamente a su cuenta bancaria y pagar intereses sólo sobre la cantidad usada. Además, puede pagar el balance antes de tiempo sin penalidades.

¿Por Qué Usar Una Línea de Crédito Comercial?

Una línea de crédito comercial es un método de obtener fondos que ayuda a las pequeñas empresas a solucionar cualquier necesidad de efectivo a corto plazo. Obtener una línea de crédito comercial provee acceso a una fuente continua de fondos para ayudarlo a gestionar las operaciones diarias de su compañía. Aunque suena muy similar a una tarjeta de crédito comercial, mantener una línea de crédito comercial es típicamente más barato.

Ya que las líneas de crédito comerciales son cuentas renovables tal y como las tarjetas de crédito, los requerimientos son un poco más flexibles que obtener un préstamo comercial regular. Por favor considere los siguientes requerimientos para aplicar a una línea de crédito para negocio:

  • Su empresa debe estar funcionando al menos por 9 meses.
  • Su empresa debe facturar al menos $75,000 en ventas brutas anuales.
  • Un dueño mayoritario debe tener al menos 600 de puntaje de crédito.

El monto de su línea de crédito comercial y la tasa de interés estará basada en la evaluacií³n financiera de su empresa junto con su historial de crédito y el de su negocio (las tasas de interés oscilan entre 13.99% y 39.9% de APR. Además, tienen un costo de mantenimiento mensual de $20 el cual es eliminado por 6 meses si retira $5,000 o más en los primeros 5 días de abrir su cuenta.