Un préstamo para start-up es cualquier clase de financiamiento cuyo objetivo son las pequeñas empresas con poco (o sin) historial. Las reglas y requerimientos para un préstamo para start up no son las mismas que para un negocio existente ya que es el emprendedor o dueño, y no el negocio en sí, el que debe cumplir con los requisitos para aprobación.

Para poder conseguir una aprobación para préstamo de start-up, el proceso de underwritting es muy similar al proceso para obtener un préstamo personal. Gracias a nuestra vasta red de prestamistas, usted puede obtener un préstamo para start-up de hasta $35,000 con tasas empezando a 4.7% y términos de hasta 3 años.